Una de la principales causas de mortalidad hoy en día.
La llaman “asesina silenciosa”. Puede dañar silenciosamente el organismo durante años antes de que se manifiesten los síntomas. La presión arterial alta no controlada puede generar discapacidad, una mala calidad de vida, un ataque cardíaco, un accidente cerebrovascular fatal, daños en los riñones, incluso una demencia.

Los medicamentos para la hipertensión no son 100% efectivos y tienen efectos secundarios.
La Medicina Funcional ha bajado los niveles necesarios de presión históloga y diastólica, ya no son bajo 120/80 sino 115/75.

Ojo con la causante!!! No todas las personas que tienen presión arterial alta se han visto afectadas por la cantidad de sal pero SI TODAS por la cantidad de CARBOHIDRATOS y AZÚCARES . Por lo general la hipertensión se desencadena luego de una resistencia a la insulina. Hoy en día se sabe que el AZÚCAR , los CARBOHIDRATOS REFINADOS y la INSULINA ALTA son los principales causantes de hipertensión. Eliminar pan blanco, arroz blanco, fideos, pasteles, galletas, queques, dulces y postres es el primer paso. Comer moderadamente carbohidratos complejos: arroz integral, quinoa, legumbres, pan integral, frutas…

Con respecto a la sal, la refinada de mesa nos hace mal a todos. Pero la peor no es la que tenemos en casa para cocinar y adehesar sino la que viene en productos procesados y envasados, por ejemplo las salsas. Por lo que es fundamental evitar los procesados. Y si vamos a consumir sal que sea pura y original, de mar, de caguil o Himalaya.

Muchas veces me dice: “Tengo hipertensión, bueno en mi familia todos la tienen, claramente me iba a dar” ERROR!!!!!!!! Ciertas enfermedades vienen en nuestro ADN pero no por eso se gatillan, sino por el estilo de vida. Es la simplemente una semilla que traemos, no la reguemos!